Carrito de Compra

0

No tienes ningún producto

Ir a la tienda
¿Cómo cuidar el sistema digestivo para evitar enfermedades?
10.March.2021

¿Cómo cuidar el sistema digestivo para evitar enfermedades?

La función principal de nuestro sistema digestivo es procesar los alimentos que consumimos, absorbiendo los nutrientes necesarios para estar saludables. Para que nuestro intestino cumpla correctamente con su función, es necesario cuidarlo y mantenerlo en buenas condiciones.

 Entre sus principales cuidados están, llevar una dieta equilibrada, constante hidratación, evitar grasas, azucares, alcohol y estrés.

 Lo más recomendable es seguir una rutina para favorecer, tanto el sistema digestivo, como el funcionamiento integral de nuestro cuerpo.

TIPS RUTINARIOS

1.- Beber agua constantemente

El agua es necesaria para todos los procesos internos del organismo, pues nuestro cuerpo esta compuesto por dos terceras partes de agua. El agua, facilita el paso de nutrientes del intestino, si no se ingiere suficiente agua puedes padecer de estreñimiento.

Lo ideal es beber mínimo litro y medio de agua al día, su consumo puede variar dependiendo la cantidad de otros líquidos ingeridos, el nivel de transpiración o la calidad de los alimentos ingeridos.

2.- Tener una dieta balanceada

El 80% de las personas tienen trastornos digestivos y esto se debe principalmente a una mala alimentación.

Una mala alimentación, no solo la ingesta de comida chatarra, es ingerir alimentos de todos los grupos alimenticos de manera balanceada.

Cada alimento tiene distintos nutrientes con funciones específicas. Por ello es importante alimentarse de manera equilibrada, con proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y agua.

3.- Respetar tus horarios de comida

Tener horarios de comida, es importante para no interrumpir el proceso de la digestión. Comer a las mismas horas y varias veces al día, es preferible que comer pocas veces y en cantidades grandes.

Cuando dejas tu estomago inactivo por mucho tiempo y después ingieres una cantidad enorme de alimentos, ralentiza la digestión y dificulta todo el proceso de absorción.

4.- Comer lento y masticar mucho

Cuando masticas varias veces la comida, estas facilitando el trabajo de resto del aparato digestivo, ya que, al recibir pedazos más pequeños, su descomposición es más sencilla.

Además, cuando comes lento el cerebro procesa y fija el acto de comer; teniendo conciencia de que estamos comiendo y logramos mayor saciedad, se retarda el hambre y disminuyen los niveles de ansiedad por comida.

5.- Agregar el consumo de fibras a la dieta

La fibra es el mejor amigo del sistema digestivo porque alimenta las bacterias que dirigen los alimentos y solucionan los problemas del estreñimiento. Produce sensación de saciedad sin necesidad de engordar.

Lo podemos ingerir a través de frutas, verduras y cereales integrales. Las cascaras de trigo, el arroz, maíz y otros cereales son ricos en fibras naturales. Si intentas una dieta alta en fibras, no olvides aumentar el consumo de agua para que tu cuerpo lo procese correctamente.

6.- Evitar exceso de azúcares y grasas saturadas

Sabemos que todo en exceso es malo para la salud. El azúcar refinada es difícil de procesar y no aporta ningún nutriente al cuerpo.

Pasa lo mismo con las grasas saturadas que están presentes en los alimentos fritos. Por eso es recomendable no abusar de ellos.

7.- Ejercitarte regularmente

Hacer ejercicio es bueno para todo y es fundamental para el buen funcionamiento del sistema digestivo.

Caminar, correr o hacer cualquier tipo de actividad física de cierta intensidad y de manera regular te ayudan a mantener el movimiento y actividad constante a los intestinos, ayudándonos a descomponer los alimentos, absorbiendo los nutrientes y las fibras.

Además, ejercitarte reduce el estrés, que es perjudicial para el sistema digestivo y para la salud en general.

8.- Evitar estrés y ansiedad

El estrés y la ansiedad son perjudiciales y una de las principales causas de enfermedades graves.

El estrés desgasta todos los órganos y sistemas del cuerpo, pues el cerebro manda una señal de alerta que no cesa nunca. El cuerpo resiente esa actitud de caos y lo que hace es acelerar su deterioro.

Cuando hablamos del sistema digestivo, el estrés compromete la función peristáltica que permite una correcta digestión de los alimentos, produciendo malformaciones como hernias, pólipos y quistes, así como acidez, reflujo y estreñimiento.

9.- Limitar el consumo de alcohol, picante y alimentos irritantes

El jugo gástrico de estómago está compuesto principalmente por ácido clorhídrico y por pepsinas, que son enzimas que se activan con este jugo ácido y ayudan a descomponer el bolo alimenticio.

Si consumimos alimentos muy irritantes, habrá una explosión ácida que se siente en el nivel de la garganta y es la conocida acidez estomacal.

 

Como puedes ver, cuidar tu sistema digestivo requiere de disciplina y constancia, pero, sabemos que en ocasiones cumplir con tantos lineamientos  no es nada fácil y requiere de tiempo. Afortunadamente en el mercado existen probióticos y suplementos alimenticios que te ayudaran a mejorar tu salud digestiva, disminuyendo los síntomas de intestino irritable y manteniendo tu organismo en excelentes condiciones.  

 

https://nutros.life/products/power-shield-caps?variant=35707295858840

https://nutros.life/products/complete-probiotics-40-billions-caps?variant=35707494465688

 

 

 

Dejar un comentario