Carrito de Compra

0

No tienes ningún producto

Ir a la tienda
Cómo cambiar tu estilo de vida y ser una chica fit
02.March.2021

Cómo cambiar tu estilo de vida y ser una chica fit

¿No les pasa que cuando ven cerca las vacaciones es cuando quieren poner en práctica el reto bikini?

A veces pensamos que hacer ejercicio 28 días antes de un viaje a la playa, una boda o tu graduación va a cambiar por completo nuestro cuerpo para vernos como las chicas fitness de Instagram, pero la realidad es que tener el cuerpo super fit y escultural, requiere más que ser constante durante 28 o 30 días. Son años de entrenamiento, buena alimentación y sobre todo constancia y disciplina,

Sabemos que formar hábitos no es nada fácil, pero es un factor muy importante a la hora de querer cambiar el estilo de vida que llevamos por uno más saludable y enfocado al fitness.

Es por ello qué hoy te vamos a dar pequeños tips para que comiences un estilo de vida más saludable y lo mantengas con el tiempo.

Inicia poco a poquito

Sabemos que cuando nos sentimos motivados, queremos hacer todo en un solo día y ver resultados al instante, pero las cosas no funcionan así. Cambiar todos los hábitos de repente no va a darte un cuerpo escultural en una semana y puede orillarte a desistir en el proceso por el desgaste o cansancio repentino. Recuerda que lo que se necesita es constancia, empieza con cambios pequeños el primer mes, puedes comenzar reduciendo tus porciones de azúcar, grasas saturadas y pan a la mitad, si antes consumías refresco diario, ahora hazlo dos o tres veces por semana y sigue así hasta que ya no tomes nada de refresco.

 

Organiza tu lista del super

Cuando vamos al super, regularmente caminamos por los pasillos y vamos tomando lo que creemos conveniente o lo que más se nos antoja, por eso te recomendamos que antes de hacer el super, hagas una lista donde el 80% sea de comida saludable y el 20% lo utilices para algún antojo, aumenta la cantidad de frutas, verduras proteína y grasas buenas. Evita los productos ultra procesados y con exceso de calorías.

 

No le des prioridad solo a tu peso

Sabemos que notar unos kilos menos nos motiva mucho, pero no siempre nos refleja un resultado. Lo más importante es como te vas sintiendo en el proceso, enfócate en tus pensamientos, en tus medidas, en como te queda tu ropa y sobre todo en tu estado de ánimo y seguridad. Recuerda que todos los organismos son diferentes y en el proceso iras aprendiendo que es lo que funciona mejor para el tuyo.

 

 

Rodéate de personas que apoyen tus objetivos

Todos tenemos esos “amigos” que intentan sabotear nuestras nuevas metas u objetivos, en el proceso pueden burlarse o desanimarte a seguir adelante con tu proceso. En cambio, si te rodeas de personas con tus mismos objetivos, el apoyo será mutuo y constante y en los momentos que sientes que no puedes más ellos son los que te van a dar la motivación que necesitas para seguir adelante.

 

 

Deja de compararte con los demás

Ver las fotos de las mujeres fitness en Instagram nos sirven como inspiración no para compararnos con ellas. La vida en las redes sociales no refleja exactamente la vida real, además del Photoshop, las poses nos ayudan a dar un visón diferente de las cosas, con esto no quiero decir que no les haya costado trabajo tener ese cuerpo, todo es cuestión de constancia, disciplina y tiempo. Recuerda que tu estas empezando y notaras el cambio con el paso del tiempo, solo no desesperes.

 

Plantéate objetivos concretos a mediano plazo

Escribe tus objetivos principales y colócalos en un lugar que veas diario, como el refrigerador por ejemplo. Así notaras como vas mejorando día con día

 

Disfruta el proceso

Las dietas estrictas para perder grasa no siempre se ven como unos deliciosos tacos al pastor, pero, si eliges comidas que te motiven y haces combinaciones que te gusten el proceso será menos pesado y disfrutaras el comer saludable. De pronto comer saludable se convertirá en parte de ti como un estilo de vida.

 

Descansa

Hacer ejercicio de manera constante es importante para llevar una vida fitness, pero el descanso también lo es. Puedes entrenar tres horas si quieres, pero si no le das al musculo y a tu cuerpo el descanso que necesita para recuperarse no servirá de nada. Así que ya sabes, come saludable, haz ejercicio y duerme tus 8 horas diarias.

 

Cambiar de hábitos para mejorar tu estilo de vida no será fácil, pues en el camino tendrás altibajos, donde te sentirás agotado, tan vez te faltará fuerza de voluntad y tendrás a tu alrededor mil tentaciones. Pero, si tienes fuerza de voluntad y mucha constancia, lo lograrás.

Dejar un comentario