Carrito de Compra

0

No tienes ningún producto

Ir a la tienda
8 Claves para comenzar un estilo de vida saludable
13.January.2021

8 Claves para comenzar un estilo de vida saludable

Después de estar varios meses cuidándonos en casa por la cuarentena y con la vuelta a la rutina debemos organizar nuestro día a día. Por eso, en NUTROS te traemos las 8 claves esenciales para tener éxito con una dieta balanceada, saludable y una buena organización de la misma. ¡Let's do this!

Volvemos a la rutina y si queremos llevar una vida saludable, comiendo sano y practicando deporte, debemos estar muy organizados. Después de leer las claves que te proponemos en este post, no servirá la excusa de “no tengo tiempo para comer balanceado o ir al gym.”

Cuando empiezas a comer sano también debes cambiar tus hábitos y empezar a organizarte mejor para poder compaginar el fitness con las actividades de tu día a día y que veas mejores resultados. Las claves que comentaremos a continuación son aplicables a todos los casos: si quieres adelgazar, mantener o ganar masa muscular. Una vez te acostumbres a tener una rutina con las comidas y los entrenamientos, tu cuerpo te lo agradecerá y será mucho más fácil poder armonizar todos los aspectos.

Empecemos por dejar claro que hacer tus comidas fuera de casa no tiene porqué ser un problema si llevas una planificación adecuada. Muchos creen que por depender de tuppers no se puede llevar una buena alimentación. Eso no es cierto. Vamos a ver cómo hacerlo:

1. Comienza poco a poco: acabas de leer un libro o ver un vídeo y estás a tope de motivación. Quieres hacerlo todo y quieres hacerlo ya. Tiras comida de la nevera, comienzas a entrenar varias horas seguidas, te compras ropa pequeña…

Error: Hacer un montón de cambios de repente no es realista y puede llevarte a desistir.

La solución: incorpora pequeños cambios a lo largo de las primeras semanas. Si te tomas una cervecita (o más) casi cada día, lo mejor es que reduzcas el consumo y tomes una cada 2-3 días, luego la cambies por una sin alcohol, hasta que llegue un momento en que decidas prescindir de ella porque ya no la necesites. Si nunca has hecho ejercicio, comienza caminando, no te pegues una paliza el primer día. Una vez que tengas algo de forma, ve al gimnasio y comienza a familiarizarte con las máquinas.  Puede que te lleve más tiempo, pero tu cambio va a ser más permanente.

2. Cambia tu lista de la compra: un 80% de tu comida debería ser comida real, es decir, natural basada en vegetales y en su medida lo menos procesado. Haz tu lista de la compra conforme a ese porcentaje y reserva ese otro 20% para darte algún capricho. Evita los ultra procesados y aumenta la cantidad de verdura, proteína y grasas buenas.

3. Planifica la semana: lo primero y más importante es pensar en cuántas horas vamos a pasar sin pisar nuestro hogar, qué cosas tenemos que hacer, a qué sitios tendremos que ir, cuándo podemos comer y cuándo vamos a entrenar. Un error que comete mucha gente es salir de casa sin nada, pasar hambre y encima estar largas horas sin comer. No sabes lo perjudicial que puede llegar a ser. Esto nos puede llevar a devorarlo todo cuando lleguemos a casa, a encontrarnos de mal humor o sentirnos cansados.

4. Incluye distintos tipos de alimentos e intentar variar la alimentación al máximo a lo largo del día: de esta manera conseguiremos no aborrecer la dieta y no sentiremos tanto la necesidad de saltarla.

5. Designar un día para planificar las comidas de la semana (o al menos, los desayunos y snacks): también sería buen momento para dejar pre-cocinados algunos alimentos para que nos sea más fácil cocinar el resto de la semana. 

7. Darse una o dos comidas libres semanales (sobre todo en dietas para bajar de peso): nos puede ayudar a continuar nuestra dieta con más fuerza sin repercutir en los progresos.

8. No ser restrictivo y aprender a ser flexible: al final el cuerpo reacciona contra ti si dejas de escucharlo, así que es mejor pecar un poco cada día que meterse un atracón. Hay que vivir la vida por encima de los planes, éstos solo son orientativos. No debemos sentirnos frustrados si un día algo no sale como pretendíamos. 

 

¡Vamos por todos esos cambios y progresos que queremos ver! 

Dejar un comentario